EL FOLCLORE

Festa del Vi de Sant Vicenç de Calders

“Hom creu que totes les feines relacionades amb la verema convé començar-les en lluna creixent, perquè són més productives i els raïms donen més vi. Fins on és possible, hom comença a tallar i a trepitjar en creixent, i hom hi trasbalsa i premsa el vi. Els anys que no és possible començar-hi la verema I el trepitjar I encupar most I brisa, perquè el creixent és massa avançat o tardà, diuen que la collita no dóna tant”.

Otras costumbres se practicaban en los tiempos en que Joan Amades escribió lo de arriba en su “Costumari Català”, como, por ejemplo, que las faenas de la vendimia debían durar siete semanas trabajando incluso el domingo si fuera menester, a cambio de entregar a la Iglesia “un carretellet de bon vi destinat a la celebració dels Sants Oficis”.

En el bellísimo pueblo de Sant Vicens de Calders celebraron el sábado, 2 de septiembre, La Festa del Vi, convertida ya en tradición. El origen de la reunión anual tiene su punto de magia. Dice la leyenda que hace ya muchos años, el primer sábado de septiembre, mientras los hombres bajaban a la viña y las mujeres quedaban reunidas en la plaza preparando las viandas, apareció un carruaje con una mujer muy vieja. Les entregó a las mujeres allí reunidas un ramillete de hierbas y un conjuro, a fin de que la vendimia fuera buena. Las hierbas eran “farigola, romaní, María Lluïsa, poniol i espigos” y el conjuro decía “cada any tal nit com la d’avui les fareu bullir, a la gent del poble n’heu d’oferir i una bona collita heu de tenir”. Las mujeres, no muy convencidas, fueron al monte a buscarlas y les explicaron a sus hombres el suceso. Hicieron lo que la vieja les había dicho, lo bebieron y comprobaron que se había convertido en licor. Desde entonces, cada año, se reunieron el primer sábado de mes de septiembre, para beber el licor en comunidad.

Desde el pie del empinado núcleo urbano, donde se había habilitado la zona para aparcamiento, el turó que es Sant Vicens aparecía iluminado y muy concurrido. Cada pocos pasos ofrecían productos relacionados con la fiesta que se celebraba: pan untado en vino y azúcar, mosto, vasos de vino con escalibada y la cena a elegir: cocas enramadas, el sopar del verenador compuesto de pan con tomate, arengadas y raïms, y vino, naturalmente. El postre fue, como otros años, helado de algarroba, riquísimo.

La premsa de lliura** (la única de Catalunya en funcionamiento) fue manejada por expertos, entre los que se encontraba Josep Güell, de Casa Borràs, propietario de la misma, y se prensó uva a lo largo de la tarde-noche.

La nota de humor la puso una moderna congregación religiosa encargada de procesionar la portadora miraculosa, de la que algunos afirman, medio en broma, medio en serio, que tiene propiedades capaces de hacer concebir a parejas estériles.

En Sant Vicenç de Calders se dieron cita puntaires, cesteros, una echadora de cartas, ceramistas, bufadores de vidrio, herreros y forjadores, afiladores y cereros, todos haciendo demostraciones de sus respectivos oficios y vestidos a la usanza. En la iglesia, abierta e iluminada, se proyectaban vídeos relacionados con la fiesta que se estaba viviendo.

Podían adquirirse productos, siempre con la moneda oficial, el vicenç, para lo que se instalaron puestos de cambistas. Vino, cava, vinagre y el licor de Sant Vicenç. Pero sobre todo, se vivió un ambiente festivo, de hermandad y simpatía, en un pueblo precioso y encantador, además de muy bien conservado.

Todo nos llamó la atención, pero especialmente un garrofer muy viejo, con un tronco enorme y unas raíces que se extendían por un buen trecho de una de las calles que suben hacia el centro de San Vicenç.

Lloança a la portadora

Yhavé, Yhavé, la portadora
Yhavé, Yhavé, és miraculosa.

A Sant Vicenç poble
diu que l’an trobat
demaneu miracles
no s’hi pot negar.

Yhavé, Yhavé, la portadora
Yhavé, Yhavé, és miraculosa.

Tu que portaràs
dins teu el nou vi
ajuda’m a caminar
durant tot el camí.

© Isabel Goig Soler e Israel Lahoz
http://www.tarragona-goig.org

La Premsa de Lliura de Sant Vicenç de Calders y
Fotos del pueblo
Festa del Vi de Sant Vicenç de Calders
(pulsar sobre la foto para ampliar)
Festa del Vi de Sant Vicenç de Calders, 2006 Festa del Vi de Sant Vicenç de Calders, 2006 Festa del Vi de Sant Vicenç de Calders, 2006 Festa del Vi de Sant Vicenç de Calders, 2006 Festa del Vi de Sant Vicenç de Calders, 2006
Festa del Vi de Sant Vicenç de Calders, 2006 Festa del Vi de Sant Vicenç de Calders, 2006 Festa del Vi de Sant Vicenç de Calders, 2006   el Vendrell  

El Folclore

• Tradiciones y Cultura • Festa del Vi de Sant Vicenç de Calders •

El Tarragonès El Baix Penedès

Escríbenos. Colabora. Contacta con nosotros


© Isabel Goig, Israel Lahoz y Luisa Goig, 2005