MUNICIPIS DEL BAIX PENEDÈS

el Vendrell

 

un CLICK! sobre la foto para ampliar
el Vendrell“El Vendrell, voltat de vinyes que el pagès amb el seu art exquisit treballa, carregades a l’estiu del fruit saborós d’on regala a doll fet el vi ardentíssim per a encendre la sang de les venes.. El Vendrell, amb les seves arbequines de verdors cendrejants i eternes, ací i allà aixecant-se en parades  com a pastors de ramats guardant els seus ceps que al seu entorn pasturen; am els seus garroferars de verd maragda…”. (Angel Guimerá).

 Desde que Ángel Guimerá describiera de esta forma ideal a El Vendrell han pasado muchos años y la comunidad ha aumentado tanto, que ahora suma más de veintisiete mil habitantes, dándose el caso de que en diez años (de 1991 a 2001) creció el cien por cien. Esto no quiere decir que este enclave haya perdido un ápice de su carácter. El Vendrell es la cabecera de comarca del Baix Penedès y concentra el cuarenta por ciento de la población. Aquí, el visitante puede encontrar de todo: industria, arte, cultura, tradición, diversión, música sobre todo, ocio y playas. Además de los núcleos urbanos de El Vendrell y Sant Vicenç de Calders (que trataremos aparte), cuenta con varias urbanizaciones y las playas de Coma-ruga, Sant Salvador y El Francás. Fue creada capital del partido judicial en 1835.

La mejor manera de visitar El Vendrell es dejando el vehículo en las afueras y buscando la torre de la iglesia con la mirada, para dirigirse hacia ella. En un perímetro de unos doscientos metros se concentra todo lo que tiene de interés (que es mucho), a excepción de la franja costera. Callejear y observar. Casas de indianos, pequeñas plazoletas, la Rambla, el mercado… Vayamos por partes.

Al estar en la ruta de la calzada romana que unía Roma con Gades, en El Vendrell y sus alrededores aparecen numerosos restos romanos. Es en la Edad Media cuando esta tierra de frontera, concretamente el castillo de Calders (del que no queda ningún resto) es entregada al monasterio de San Cugat y estos mantuvieron pleitos con la nobleza menor. Distintos señores lo fueron de este castillo, cuyos apellidos aparecen en las crónicas: San Martí, Bonet Bernat… hasta que en 1181 el monasterio se hace con el lugar y Jaume I confirma el señorío.

Algo más lejos que ese perímetro ideal de los doscientos metros, que decíamos más arriba, se encuentran las torres, unas medievales y otras más modernas. La Torre del Cintoi, redonda, de la que se conservan restos se puede datar en los siglos XI o XII. Según Ramón i Vidales, esta torre tenía una pairona en Sant Salvador, que fue destruida a mitad del XIX. Se ubica en una pequeña elevación entre la carretera A-7 (antigua N-340) y la calle Cintoi, en la cima de un margen. Ambas torres, la de la playa y el Cintoi, eran necesarias para vigilar a los corsarios, aunque luego los señores les dieran otros usos. Otra es la Torre del Mas Francàs, en la costa, de defensa y estructura cuadrada. Todavía hay dos más, redondas, la del Botafoc, del siglo XIX y la del Puig, de la misma época, cuando, a causa de las Guerras Carlistas, se decidió fortificar la villa. El Puente de Francia y la casa solariega El Tancat, residencia del pianista vendrellense Benvingut Socias (1877-1952), son, también, dignas de una visita.

un CLICK! sobre la foto para ampliar
el VendrellLa Iglesia del Santíssim Salvador, cuya torre vamos buscando, es barroca, del siglo XVIII (se comenzó en 1732) y magnífica, tanto su sólida portada que muestra robustas columnas, como el interior, donde puede admirarse el altar mayor, obra del arquitecto tarraconense, discípulo de Gaudí, Josep Marìa Jujol, quien tanto trabajó por toda Tarragona. Restauró Jujol otras partes de la Iglesia después de la contienda civil española. Por un lateral del altar se accede a una capilla donde pueden admirarse exvotos, entre ellos el Bergantí Salvador, donado por Gertrudis Comas, procedente de la ermita de Sant Salvador.

Todos coinciden en que la pieza más querida de la iglesia es el órgano, que data del año 1777. Quizá sea porque lo tocó Pau Casals y antes su padre, que había sido precisamente el organista. Lo construyó Lluis Xarrier, y el coste fue de 2.669 lliures y 16 sous, se pagó del vi de les brises, impuesto creado para levantar la iglesia; colaboraron también los fondos del agua y una pequeña parte aportaron las cofradías de Sant Gregori y la de las mujeres, además de una colecta que se hizo por la villa. Recibe muchos visitantes al año y precisa de una restauración que alcanzaría los 300.000 euros. Es tal el cariño que tienen por él (algo que no resulta raro en una sociedad tan amante de la música) que existe una asociación de Amics de l’Orgue, que preside Salvador Guasch. Todo esto nos lo cuenta Jaume Ramon i Vidales en su historia sobre El Vendrell. Y también que desde el campanar de la iglesia defendieron la villa del acoso de los carlistas en 1874. Nosotros, una de las tardes que visitamos la iglesia, pudimos emocionarnos al escuchar el órgano, era la tarde del 7 de noviembre, tal vez estaban haciendo pruebas para su restauración.

un CLICK! sobre la foto para ampliar
el Vendrell. Fundaciò Appel.les FenosaCerca de la iglesia se encuentra la Fundació Apel.les Fenosa en el estudio y residencia de verano del escultor hasta su muerte en 1988. Es un edificio del siglo XVI, restaurado, conocido como Casa y Portal del Pardo (formó parte de las murallas de la villa, concretamente de una de las puertas) con un hermoso jardín. Contiene una importante colección de esculturas originales en terracota y yeso, y bronces en el jardín.  “La vocación primera de la fundación es proteger, documentar y promover la obra del artista. Conserva, pues, las esculturas originales de Fenosa, así como un fondo documental, destinado a un público nacional e internacional, y organiza exposiciones temporales y diversas manifestaciones culturales en torno a Fenosa y artistas contemporáneos”. Dice el folleto explicativo que entrega una joven de habla sureña (no sabemos si aún seguirá, pero en septiembre de 2005 allí estaba), simpática y amable, que invita además a visitar otros centros y lugares de la villa.

un CLICK! sobre la foto para ampliar
el Vendrell. Fundaciò Appel.les FenosaDe la fundación no se puede visitar la segunda planta donde vive su viuda. En la fecha que decimos pudimos ver una exposición temporal de Fenosa-Alberto Giacometti. El jardín, mediterráneo, es precioso y no muy grande, con naranjos y limoneros, flores y arbustos que se confunden con bronces representando Orlando furioso en el centro, Metamorfosis de Ovidio o La primavera, entrando a la izquierda “Tempète pourchassée par le Beau temps” (1957), con un poema de Salvador Espríu: “De qui fugies/sinó de tu mateisa?/Plou fort, perè s’emporta/el vent amic els núvols/cap a la llunyania/on ja no pot seguir-te/la teva por”.

un CLICK! sobre la foto para ampliar
En otra parte del centro de la villa se asienta la Casa Museo Guimerá, en cuyos bajos han instalado el Museo Arqueológico. Muy cerca la casa natal de Pau Casals, cuya visita debe ser completada por otra a Vil.la Casals, en Sant Salvador y, a poder ser, a la sepultura del cementerio de la villa, donde fueron trasladados sus restos después de morir Franco, tal y como fue su deseo.

un CLICK! sobre la foto para ampliar
En la modesta casa donde nació el gran Casals, una señora muestra con veneración sus estancias y los muebles, entre los que destacan la pequeña calabaza que su padre le regaló siendo él muy pequeño, la carbasseta.

Del Museo Deu fue fundador un notario de la villa, Antoni Deu Font (1918-2001), cuya importante colección de obras de arte donó al municipio en 1987. Se inauguró en 1995. Allí pueden admirarse pinturas (Ramón Casas, Joaquin Mir, Joaquim Sunyer, Julià Grau Santos…),  dibujos, cerámica, objetos y tallas religiosos, vidrio soplado catalán. Lo más importante es la Sala de las Catifes, por donde se camina sobre un suelo de vidrio mientras se contempla la colección de alfombras orientales.

Y recomendábamos más arriba callejear y dejarnos sorprender por la  calle Jaume I, que forma una placita con una gran palmera en el centro y, en la esquina, una farmacia muy antigua, J. Rovira. O el restaurante Can Pi, desde 1906, donde sirven el genuí xató vendrellenc.  Y la pastelería A. Vidiella, en la calle de los Cafés, vía que aún conserva, a pesar del destrozo, el encanto en los bajos comerciales. Esta pastelería tiene casi cien años y venden bufats, orelletes y bolados (limón y azúcar tratada de forma especial para que forme una bola grande) que se tomaban de refresco al dehacerlo en el agua. Otra farmacia más, Magriñà, en la calle Alt, con ciento diez años de vida, la segunda más antigua de España, siempre regida por la misma familia. Y qué decir del mercado Municipal y el viejo edificio de la biblioteca (inaugurada en 1920), cerca del mercado, ahora sustituida por otra, en la misma calle de la Fundación Fenosa con un interesante fondo bibliográfico.

Si visita El Vendrell en octubre se encontrará con la Fira de Santa Teresa, tradición que se cumple desde 1830. En la actualidad es un alarde acorde con los tiempos, pero antes fue una feria agrícola y ganadera a donde acudían los pageses de la comarca para hacer sus compras.

un CLICK! sobre la foto para ampliar
Joan M. Colet Duran, autor de “La Fira de Santa Teresa del Vendrell”, dice: “Els pagesos del Vendrell i de la comarca, un cop finalitzades les tasques de la verema, i si cap pedregada no els havia malmès el fruit de tot un any de suors, anava, o venia, a la Fira del Vendrell, per tal d’adquirir allò que els calia i per intentar millorar llur patrimoni. A més, l’avinentesa era més que adient per equipar-se, també, la roba i les sabates, les que servirien per passar tot l’hivern o fins que calgués. Els menuts aprofitaven el moment per firar-se una nina de drap o una escopeta de taps de suro a les parades de la plaça Nova. Cal pensar que, en époques pretèrites, els infants gairabé només tenien dues festes a l’any per poder aconseguir una joguina nova: la Fira i el Reis”. En la feria se viven jornadas gastronómicas, castells, balls, bastons, diables

Notable es la tradición de Els Diables del Vendrell, actividad que mantienen estable desde hace siglos, con el paréntesis de la guerra civil. En 1933, Pau Casals pagó vestidos nuevos para los componentes del ball.

Els Nens del Vendrell, fundada en 1926, por la Fira de Santa Teresa, es la colla castellera más importante de la comarca y la primera que apareció en el Penedès. Jan Julivert fue uno de sus más notables presidentes. Josep Esteve, Pep Casalta, otro de sus dirigentes, falleció el jueves, 7 de abril del año 2005. También cuentan con la Nova del Vendrell.

© Isabel Goig e Israel Lahoz
http://www.tarragona-goig.org

Sant Vicenç de Calders

Sant Vicenç de Calders (el Vendrell). "Mas Borràs"

Vuestra Información

Martha Liliana nos escribe:
"Les quiero comentar sobre la fundaciòn para la que trabajo, puesto que es un lugar maravilloso y con una historia que vale la pena descubrir. Somos la Fundació Appel-les Fenosa y estamos muy interesados en promover y difundir todo la informaciòn que sea necesaria de nuestro escultor, ya que se ha creado pensando en el crecimiento de la cultura y proyecciòn de los nuevos artistas. Queremos servir como intermediarios entre la gran herencia de Fenosa y la gente que quiere y piensa en la posibilidad de ser un artista.
Les estamos muy agradecidos por atender y promover nuestra peticiòn.
Fundacio Appel-les-Fenosa. Major, 25. 43700 El Vendrell. Espagne
Tel. (34) 977 15 41 92 - Fax (34) 977 15 40 13
e-mail : mail@fundaciofenosa.org
web:
Fundació Appel.les Fenosa

Entitats del municipi
i habitants, 2004

El Vendrell - 24.056
Barri Marítim de Coma-ruga - 3.206
Barri Marítim de Sant Salvador - 686
Barri Marítim del Francàs - 945
Estació Sant Vicenç de Calders - 94
Sant Vicenç de Calders - 117
Sector del Sanatori - 1.121

CLICK!!Pau Casals y el Vendrell
CLICK!! Receta del Xató

TRADICIONES del Baix Penedès
Apuntes gastronómicos en la sección de GASTRONOMÍA
el Vendrell - Web de l'Ajuntament
Fundació Appel.les Fenosa
el Vendrell Turisme
Ball de Bastons del Vendrell
Ball de Diables del Vendrell
Colla Castellera "Nens del Vendrell"
El Xató del Vendrell i altres plats 
el Vendrell - Ruta del Xató
el Vendrell - Ruta Palau Robert
el Vendrell-Banyeres-Arboç - Ruta Palau Robert
el Vendrell-Albinyana - Ruta Palau Robert
Castillos del Baix Penedès
el Vendrell - Piera Edicions
el Vendrell - Dades generals, Municat

Escríbenos. Colabora. Utiliza nuestro formulario

Municipis del Baix Penedès

• Albinyana • l'Arboç • Banyeres del Penedès • Bellvei • La Bisbal del Penedès • Bonastre • Calafell • Cunit • Llorenç del Penedès • Masllorenç • el Montmell • Santa Oliva • Sant Jaume dels Domenys • el Vendrell • Baix Penedès


© Isabel Goig, Israel Lahoz y Luisa Goig, 2005