HISTORIA

Condado de Santa Coloma

 

Santa Coloma de QueraltEste condado fue concedido, el 18 de julio de 1599, al XXIV señor de Santa Coloma de Queralt, en Tarragona, Pedro de Queralt e Icart Cardona y Luyando, caballero de la Orden Militar de Santiago. Un hijo suyo, Dalmau de Queralt, titular del condado, que murió en Barcelona en 1640, ocupó interinamente el virreinato de Cataluña en sustitución del duque de Cardona, en cuyo cargo fue posteriormente nombrado. Participó en la campaña del Rosellón como adjunto del general Spínola, durante los años 1639 y 1640, pero su posición de amistad hacia el centralismo le valió la enemistad de casi todo el principado. Al estallar, el 7 de junio de 1640, la llamada revuelta del Corpus de Sangre, el conde de Santa Coloma se refugió en las Atarazanas de Barcelona y, al intentar alcanzar una galera genovesa que le esperaba en el puerto, cayó sobre unas rocas y falleció.

Fue el VI conde de Santa Coloma Ignacio de Queralt y Descatllar, esposo de María Josefa de Pinós, hija de Galcerán de Pinós, marqués de Barbará. Hijo de éstos fue Juan Bautista de Queralt y Pinós, VII conde del título, casado, el 2 de octubre de 1784, como María Luisa de Silva y Castejón, nacida el 23 de diciembre de 1756,  hija de los XIV condes de Cifuentes. Con este matrimonio comenzaría la relación del condado de Santa Coloma con la provincia de Soria.

La familia de María Luisa estaba emparentada con nobles sorianos, por lo que, en vida de estos titulares recayó en la Casa el señorío de Muriel de la Fuente (Soria), integrado por esta villa y Muriel Viejo, Talveila y Cubilla, las tres localidades sorianas.

La grandeza de España fue concedida, el 29 de octubre de 1792, si bien el 17 de octubre de 1787 había presentado un memorial solicitando la grandeza como sucesor del conde Dalmacio de Queralt. Súplica que se había hecho, también, en 1791, por el de Santa Coloma y marqués de Besora. Fruto de este matrimonio nacieron Juan Bautista y Eulalia de Queralt y Silva. Como consecuencia del enlace de Juan Bautista y María Luisa se refundió en los Queralt el patrimonio soriano de los González de Castejón, marqueses de Velamazán (villa soriana) y condes de Fuerteventura, una de las más ilustres familias sorianas, relacionadas con la ganadería trashumante.

En 1875 Hipólito Queralt y Bernaldo de Quirós aparece como titular del condado de Santa Coloma, Gerena, Amayuelas, Cueva, Escalante, La Rivera, Tahalú, Villamayor; marqués de Gramosa, Albaserrada, Alconchel, Lanzarote, Taracena, Valdecarzana y Villahermosa. Tres años más tarde es titular, también, de los marquesados de Besora y Cañete. Gran propietario de la provincia de Salamanca fue nombrado senador por derecho propio en 1877. Falleció el 12 de junio del mismo año.

En el mismo año, 1875, una hermana del anterior, María Dolores de Queralt y Bernaldo de Quirós, hija de la condesa viuda de Santa Coloma, ostentaba el título de condesa de Cifuentes. Contrajo nupcias con Joaquín Casani y Bernaldo de Quirós, hijo del conde de Cron y de Giraldeli.

En los Amillaramientos de 1881, la entonces condesa viuda de Santa Coloma, con vecindad en Madrid, era propietaria en Ágreda (Soria) de gran número de fincas rústicas y urbanas, administradas por Paula Sanz, vecina de la villa.

Torre de Muriel de la Fuente (Soria)En Morón de Almazán y Muriel de la Fuente, ambas de Soria, como condesa de Santa Coloma y de Cifuentes, administrado por el vecino de Soria Mariano de la Orden, poseía tierras, y en Muriel todavía se conservan los restos del palacio -ya documentado en 1582- que perteneció a este título y que recientemente ha sido rehabilitado para ubicar en él la Casa del Bosque, enclave para el estudio del cercano sabinar de Calatañazor, recursos micológico y demás productos del bosque. Las tierras de labor fueron vendidas hacia 1927 y las adquirió un solo comprador que se vio obligado, más tarde, a compartirlas con todo aquel que quiso participar en la compra.

El palacio fue mandado construir, entre los años 1584 y 1600, por Juan Alonso de Vinuesa y por Margarita de Fuenmayor, su mujer. Juan Alonso compró a la Corona, el 11 de agosto de 1584, el lugar de Muriel de la Fuente con Muriel Viejo, Talveila y Cubilla, formando este conjunto la Merindad de Solpeña. Pagó por ello 3.256.500 mrs. El lote había sido enajenado de la dignidad episcopal de Osma, por breve de Gregorio XIII de 6 de abril de 1574, librándose un privilegio de juro sobre las alcabalas de Burgos, el 6 de febrero de 1580, a favor de Alonso de Velázquez, obispo de Osma (1578-1583).

Al morir sin descendencia, en 1775, Manuela Valentina de Vinuesa Hernández, el señorío de Muriel pasó de la familia de los Vinuesa a la marquesa de Velamanzán y, posteriormente, a Juan Bautista de Queralt y Pinós, VII conde de Santa Coloma. El Catastro del Marqués de la Ensenada le reseña en los siguientes términos: Una casa llamada el Palacio, con quarto vaxo, principal y segundo, tiene de frente veinte y dos varas y veinte y cinco de fondo; confronta por todas partes con heredad de el Duque de Abrantes, y el camino de Avioncillo, se regula su alquiler en seis ducados. El palacio mantuvo en pie las dos torres que flanqueaban la fachada –hoy sólo queda una- y conservó su escudo in situ hasta 1927 en que se trasladó al edifico del Ayuntamiento.

Como condesa viuda de Santa Coloma, Cifuentes y otros títulos, poseía tierras y una casa en Medinaceli. En Soria, como testamentaría de la condesa de Santa Coloma, según consta en el registro fiscal de edificios de 1893, era propietaria de dos casas en la calle Santo Tomé, nº 12 y nº 14. En la plaza de San Esteban, nº 7, lindando a la derecha con la calle del Olivo -hoy plaza- izquierda travesía de Caballeros y espalda calle Caballeros, era propietaria de una casa de 4 pisos valorada en 2.500 pts. En la plaza de la Constitución -hoy Mayor- era propietaria de una casa de 4 pisos.

La casa de la plaza de San Esteban ha de tratarse del palacio  de los Vinuesa, ejemplar estimable de arquitectura, conocido vulgarmente como palacio de los condes de Santa Coloma, sus últimos poseedores, si bien ninguna relación tiene por su varonía catalana de Queralt con el edificio por ellos poseído, que había recaído en la condesa de Cifuentes y viuda de Giraldeli, hija de los IX condes de Santa Coloma. El marqués del Saltillo dice que tenía cinco amplios balcones de hierro forjado de elegantes balaustres y peinazo con bolas y dos amplias rejas en la parte baja. Correspondía al tipo castellano de patio central con galerías de columnas en sus lados, escalera de piedra arenisca de dos tramos en su extremo con baranda de dibujos con estrías y artesonado de pino, de dibujo geométrico, frecuente en las construcciones sorianas contemporáneas, en el techo. En el arco formado por la parte superior de la escalera tenía la inscripción “1581”. La crujía de la fachada principal tenía amplias habitaciones con viguería al descubierto apoyadas en zapatas talladas. La fachada de mampostería encalada conservaba en las dovelas del arco de entrada, en su clave, el blasón familiar, que se repetía en la fachada de Saliente cuartelado con el Beaumont, como testimonio fehaciente de haber contribuido la ilustre dama que ya hemos mencionado [Beatriz de Beaumont y Navarra (1523-1600), mujer de Juan de Vinuesa], a levantar esa parte del palacio. Se compone el escudo de los Vinuesa “de tres flores de lis en campo blanco”. El palacio, demolido por el afán modernizador de las viejas ciudades, se levantaba en el solar que actualmente ocupa el edifico que ocupó el Banco de España. 

En la calle Caballeros, nº 11, una casa de una planta. Los números 3, 5 y 7 del Collado, eran propiedad de la condesa de Santa Coloma. Y por último, en la plaza de Herradores, nº 11, poseía una casa-posada, de 4 pisos.  

Enrique de Queralt y Fernández Marquieira, nacido en Madrid el 13 de julio de 1867, fue senador por derecho propio (1903-1904). De 29 de mayo de 1903 se conserva la minuta de oficio al presidente del Consejo de Ministros y traslado al senador notificando que por fallecimiento del senador vitalicio Antonio García Rizo, correspondía al de Santa Coloma ocupar esa plaza.

Castillo de Santa Coloma de QueraltDesde el 23 de enero de 1953 hasta el año de su muerte, el título lo ostentó Enrique de Queralt y Gil-Delgado y su mujer María Victoria Chávarri Poveda. Como puede verse el condado sigue en el mismo apellido desde su concesión. Por otro lado, los demás títulos, que estuvieron en poder de Hipólito de Queralt, en 1878, siguen en miembros de la familia del mismo apellido. Enrique de Queralt, además de conde de Santa Coloma, con grandeza de España, fue marqués de Cañete, también con grandeza; de Vallehermoso, con grandeza, y de Alconchel; de Escalante, de Tahalú y Villamor.

Por carta sucesoria de 12 de febrero de 1993 se posesionó del título Enrique de Queralt y Chávarri, marqués de Cañete, Vallehermoso, ambos con grandeza, y de Alconchel; conde de las Amayuelas, con grandeza, de Escalante, de Tahalú y de Villamor, maestrante de Sevilla, Cruz al mérito militar, Cruz y placa de la Real Orden de San Hermenegildo. Se unió en matrimonio, el 23 de octubre de 1970, con Ana Rosa Aragón y de Pineda, en la que ha tenido a Ana Rosa; Enrique, marqués de Gramosa, y Pilar de Queralt y Aragón.

© José Vicente Frías Balsa
Isabel Goig Soler

http://www.tarragona-goig.org

Conca de Barberà - Santa Coloma de Queralt

Juan Jesús Martín Tardío nos escribe y comenta:
En mi web
http://www.telefonica.net/web2/jesustardio hay un libro Señoríos de Mocejón, con mucha información sobre los condes de Santa Coloma.

Escríbenos. Colabora
Contacta con nosotros

VOLVER Historia

 • Leonor de Xipre, Señora de Valls • Montblanc • La princesa Làscaris • Elionor d’Aragó i Montferrat • Condado de Santa Coloma • Antes de los romanos • La religiosidad del Císter alrededor del río Gaià

El Tarragonès El Baix Penedès L'Alt Camp


Recordad que los trabajos tienen autoría. Sabemos, asumimos y compartimos la libertad de la red.
La información nos pertenece. Pero ello no excluye reconocer y respetar el trabajo de los demás.
Como decía Tagore «si bebes agua recuerda la fuente».

©Isabel y Luisa Goig e Israel Lahoz, 2002