PASEANDO POR...

Falset, capital del Priorat


(pulsar las fotos bajo este icono para ampliarlas)

El Priorat es una comarca del centro de Tarragona, cobijada por la Sierra del Montsant, las montañas de Prades y la sierra d’En Jover, impresionantes relieves que forman casi un círculo, abierto a tierras más o menos planas por donde discurre el río Siurana, que muy cerca del Priorat va a desembocar al Ebro. Entrando desde la comarca del Baix Camp, al llegar al Coll de la Teixeta, el viajero se adentra en un círculo mágico, envuelto por altas montañas, roca roja, frondosa vegetación y viñas por doquier, sin que el barranco o el escarpe signifique un inconveniente. Un espacio que va discurriendo por Les Serres, el Coll de Guix, y nos conduce a Falset. Todo ello envuelto en un halo de neblina que perfila y acentúa la belleza fascinante del entorno.

El Priorat

Más que una realidad geográfica (que también lo es) el Priorat es un concepto histórico que debe su nombre a la cartuxa de Scaladei, la primera en instalarse en dominios catalano-aragoneses, convirtiéndose en el centro irradiador de la Orden.

Lo que en la actualidad es el Priorat y parte de las Muntanyes de Prades (ahora pertenecientes administrativamente a la Conca de Barberà), formaron, durante siglos, un conjunto señorial que comprendía el condado de Prades y los dominios de los Entença.

Jaume II, a cuya autoridad se sometía el señorío de la zona en el siglo XII, por haber revertido a la corona, agrupó las tierras, creó el condado de Prades y lo otorgó a su hijo Ramón Berenguer, uno de los muchos que tuvo de su matrimonio con Blanca d’Anjou. Pere, conde d’Empúries, cambió las tierras gerundenses por las montañosas de Prades y su conjunto a su hermano Ramón Berenguer, hecho raro si se tiene en cuenta la riqueza de este condado y la pobreza de Prades, aunque después se encontraran importantes minas, cuyo metal se afinaba en la fussina de Falset.

Falset

La baronía d’Entença(1) fue restituida antes, en 1241, por Jaume I, e instauró Falset como capital. Se había extinguido por línea masculina y el Conqueridor la instauró en Guillem I d’Entença (1241-1261), casado con Alamanda II Santmartí-Cervera-Castellbell, señora de Falset, sobre el castillo de Falset. Señorío civil en medio de otros eclesiásticos: Temple, Cabacés, Escornalbou, Scala Dei y Benifaça (cisterciense). Las relaciones fueron buenas, a excepción de con los templarios.

Margarida de Prades

 El comte Pere de Prades fue un personaje relevante en la historia de Catalunya. Apoyo incondicional de su sobrino, Pere el Cerimoniós, acabó su vida convertido en fraile de la orden franciscana, una vez viudo de su mujer Joana de Foix. Fue el padre de la reina Elionor de Xipre quién llegaría a ser señora de Valls. No manca el Priorat de gente notable, todos pertenecientes al Casal d’Aragó. Por ejemplo, Teresa d’Entença, madre del Ceremoniòs que no llegó a reinar por morir cuatro días antes que su suegro. Pero tal vez la mujer más notable nacida, casi con seguridad, en Falset, fue Margarida de Prades, reina catalana por nacimiento(2).

Martí l’HumàMargarida de Prades fue la última esposa del rey Martí l’Humà, bisnieta del primer comte de Prades, Pere d’Aragó, hija de Pere de Prades y Joana de Cabrera. Se había criado en la corte de la anterior esposa de Martí, María de Luna, y fue escogida por su juventud para engendrar un heredero a la corona Catalana, ya que Martí el Jove acababa de morir en Sicilia(3). El matrimonio, que duró ocho meses, se celebró en Bellesguard. Al no engendrar herederos tuvo lugar el Compromis de Casp, pasando la corona catalo-aragonesa a los Trastámaras, aunque hay que decir que el rey Fernando era nieto del Cerimoniós al ser hijo de su hija Elionor de Aragón y Juan II de Castilla, pero la sucesión por línea femenina estaba prohibida. El heredero legal, que hubiera sido el Comte d’Urgell(4), fue encerrado en Xátiva y muy posiblemente asesinado a manos de los hermanos del castellano.

Margarida de Prades, cuya vida no fue un camino de rosas, pasó grandes apuros económicos y, todavía joven, volvió a casar en secreto, para no perder su status de reina viuda, con Joan de Vilarragut, de quién tuvo un hijo a quien muchos años después se le reconocieron los derechos. Margarida fue la última abadesa de Bonrepós, monasterio femenino ubicado en la zona de la que hablamos, y sus restos fueron trasladados al monasterio de Santas Creus muchos años después.

El interés histórico de esta parte de Tarragona no acaba con el condado de Prades y la baronía d’Entença y sus miembros. Antes, cuando els reis-comtes conquistaban las tierras ocupadas por los musulmanes y necesitaban del concurso de guerreros, hallaron en las montañas de Prades y en los alrededores de Falset a los gloriosos Almogávars, palabra cuya etimología no puede ser más significatica: Al-mogavir, lladres de camí ral. Convertidos en ejército, conservando sus peculiaridades, contaron entre sus capitanes a Roger de Llúria, Bernat de Rocafort y otros de demostrado arrojo.

Las cuevas y recovecos de las elevadas montañas sirvieron de refugio a los cátaros. Con la trashumancia llegaban las noticias de la herejía desde el otro lado de los montes Pirineos, de las tierras de los Foix. De la Catalunya Vella acudían a repoblar tierras a la Catalunya Nova, donde algunos herejes también se escondieron, huyendo de las persecuciones.

Per la mateixa època, i a tenor encara del deposant, ressalta “Gallicant in montaneam de Siurana”, en relació amb el consolament a “Raimundae de Gallicant”, mestressa de casa que havia emmalaltil. Les muntanyes de Prades escenificaren, per tant, alguna pràctica de catarisme.

 De fra Pere de Cadireta, designat inquisidor general per recomanació de fra Raimon de Penyafort, Ventura manifesta que el 1262 exterminà un extens focus de càtars a Siurana i Prades.

 Gort aprecia que “la zona de Montsant i Prades sembla que fou una regió que va rebre molts immigrants” i que “també es coneixen casos d’heretgia en altres zones properes, com és el cas de les Garrigues, mentre que al Camp de Tarragona no se’n coneix cap, tot i l’evident relació quotidiana amb la gent de les muntanyas i que l’emigració occitana també sembla que hi va ser important”. I destaca el fet que cap a l’any 1215 l’arquebisbe de Tarragona manés als monjos cartoixans d’Escaladei de sortir a predicar contra l’heretgia: “L’ordre és sorprenent en la mesura que el cartoixà és un orde dedicat exclusivament a la vida interior i sense contacte, ni menys predicació o ensenyament, externs”. Càtars y catarisme a Catalunya (Adroer/Catalá)

 La Casa Ducal de Medinaceli


Falset. Palau dels Ducs de MedinaceliPor esos raros avatares de la Historia, una casa castellana como los Medinaceli, absorbió títulos y patrimonio de la más importante nobleza catalana. La Casa de Medinaceli se formó con la unión de una descendiente directa de los reyes castellanos y de un hijo bastardo de la Casa de Foix. Primero fue condado, otorgado por el primer rey Trastamara, Enrique, a la esposa de Béarn-Foix, en agradecimiento por los servicios prestados por su marido en la lucha con el rey Pedro I de Castilla, hermanastro de Enrique. Posteriormente se convertiría en ducado. El condado fue otorgado sobre la villa soriana de Medinaceli, y fueron señores de grandes extensiones de tierra y, sobre todo, perceptores de los impuestos de numerosos pueblos, lugares y aldeas de las provincias de Soria y Guadalajara.

En el siglo XVII, Juan Francisco de la Cerda, duque de Medinaceli, era primer ministro de Carlos II, y casó con la duquesa Caterina Antònia d’Aragò Folc de Cardona, heredera de los estados catalanes de Cardona y Sogorb. Esta unión supuso la dependencia de la noble casa catalana a la castellana, convirtiéndose los Medinaceli en los primeros terratenientes catalanes, también.

Un siglo después, y gracias a los diferentes entronques matrimoniales, pasa a los Medinaceli la baronía d’Entença, con su capital, Falset, las villas de Garcia, Móra y Tivissa y los lugares de Bellmunt, Masroig, Valldelòs, Dormius, Serra d’Almos, Capsanes, Guiamets, Pratdip, Laveria, lo que suponía un total de 1.918 vecinos. Estas propiedades llevaban implícito el título de la baronía d’Entença. Cuando se abolieron los señorios, la casa ducal poseía 268 en plena jurisdicción y 38 en jurisdicción compartida: Arbeca, Cadaqués, Ciurana de Prades, Cardona, Falset, Morà d’Ebre, Prades…

En la iglesia de Poblet, pared con pared del monasterio, se encuentran enterramientos de la familia Cardona-Sogorb-Medinaceli. En un edificio a continuación, el Archivo Tarradellas dispone de una copia digitalizada del archivo de los Medinaceli(5). Estos dos hechos, para quien no conozca la historia, pueden resultar raros, pero los avatares, lo hemos dicho más arriba, acaban haciendo extraños compañeros de viaje.

Monumentos y costumbres


Falset. CastellDe aquellos siglos de historia del Priorat y Prades, aparecen restos de monasterios, ermitas, torres de defensa y, sobre todo, la villa de Falset. El Castell está siendo restaurado. Su origen es probablemente árabe. Allí residieron los condes de Prades y vieron la luz grandes personajes de la historia de Catalunya. Una parte de él, donde estuvieron situados los servicios, está dedicada a Arxiu Comarcal del Priorat
(6). Resulta emocionante, para amantes de la Historia como nosotras, ver desde la explanada de la fortaleza el mismo paisaje que vieron personajes tan relevantes de Catalunya, gentes que la hicieron grande, que lucharon por ella. Imaginar a la reina Margarida, tan desgraciada a pesar de su realeza, recorriendo las mismas estancias que nosotras. O a la que dicen fue altiva y orgullosa Elionor de Xipre, aunque los documentos la presentan también desgraciada, acudiendo a los oficios en la iglesia románica aneja al castillo. El castell fue totalmente derruído durante la guerra de sucesión. En 1966 la fortaleza todavía era propiedad de la casa ducal de Medinaceli. De las cinco puertas que cerraban la villa, sólo queda en pie el portal del Bou, las otras, del Ferrers, de la Berruga, de la Font Vella y de Sant Blai, ya no existen. Sólo se conservan dos cruces de piedra pero había cinco, algunas de las cuales servían de divisoria de término municipal.


Falset. Plaça de la QuarteraLa Plaza de la Quartera fue diseñada, rodeada de porches, en tiempos del infante Pere, conde de Prades. Debe el nombre a la antigua pila de piedra que servía para medir el grano y que en la cercana villa de Montblanc todavía conservan. En la actualidad el mercado semanal se celebra en esta plaza.

Las ermitas (montañas de eremitas son las de Prades y el Priorat) eran varias, alguna de edificación relativamente moderna, como la de Sant Gregori, aunque quizá sobre otra mucho más antigua. La de Sant Antoni Abad, y dos que se arruinaron durante la guerra contra los franceses, Sant Cristòfol y la Mare de Dèu de Grácia.


Falset. Palau dels Comtes d'AzaharaMás edificios se arruinarían, no cabe duda, pero otros vinieron a sustituirles y a acompañar a los que permanecen en pie. Por ejemplo, el Palau Municipal, construído en 1630, por los Cardona-Medinaceli como titulares de la baronía d’Entença, con rasgos comunes al palacio ducal de Medinaceli (Soria)
(7). El palacio de los comtes d’Azahara, del siglo XVIII, en restauración para trasladar a él la D.O. Priorat.


Falset. Església arxiprestal de Santa MariaLa Iglesia arciprestal de Santa Maria, de planta gótica, que fue bendecida el año 1770. Cal Magrinyà, edificio de 1919, hoy Biblioteca Municipal. El Sindicat, Cooperativa Agrícola Falset-Marçá de estilo modernista, ideado por César Martinelli, discípulo de Gaudí.

Por el entorno de Montsant encontramos otro tipo de construcciones más sencillas pero no menos interesantes, como son las de pedra seca: barracas, algibes, cisternas, minas, canales, norias, puentes como el que se encuentra a la entrada de Falset con su garita donde supuestamente se cobraría el peaje de entrada a la villa.

De la época en que las faenas agrícolas no estaban mecanizadas, queda el recuerdo del toque de la campana mediana a las cuatro de la madrugada para llamar a los vendimiadores a trabajar.

Falset. Ermita de Sant GregoriEn épocas de sequía se acudía al convento de Servites de Marçà a sacar la imagen de Santa Madrona y llevarla en procesión de rogativas hasta la iglesia de Falset, cuando llovía la imagen era devuelta al convento. También a Santa Càndia se le atribuía la misma virtud. En los años 20 la vida social era interesante gracias a que en el Café Universal y en los Cafés de las Sociedades La Artesana e Ilustración Obrera disponían de teatro, cine, banda de música, salas de billar y la sección de Socorros Mutuos.

Y una recomendación para los visitantes, al llegar a la plaça de la Creu, y antes de subir a la ermita de Sant Gregori, hemos de dar tres vueltas para que nos guarde de posibles desgracias durante la estancia en Falset.

 Los vinos

 Para hablar del Priorat hoy, es necesario, y un placer, hacerlo con el paladar aromatizado con el vino de cualquiera de sus dos denominaciones de origen, Montsant y Priorat. La primera forma una C perfecta que abarca desde Siurana hasta Pradell de la Teixeta. La segunda queda en el centro de la C. En bancales, despeñaderos y acantalidados, maduran garnachas, tempranillos y otros tipos de uva que daran caldos de alta graduación, indispensable para las denominaciones.

 “I el nostre vi, aspre y amorós alhora, com la terra, el paisatge i  les mans diligents i amatents que el fan possible, reflecteix en els seus tons cromàtics, rics i intensos, la riquesa de la llum i el contrast dels colors vius i serens. El seu l’aroma desprèn les olors de les garrigues al llarg de l’any i de la terra canviant de cada terme. I, finalment, el nostre vi atresora en el seu gust la suma dels elements, mig terrenals mig espirituals, que el configuren”, puede leerse en el magnífico tríptico editado por la D.O. Montsant.

Personas sensibles, artistas e intelectuales, como Joan Manel Serrat y otros, han querido participar en la producción vinícola de la comarca, para hacer de ella algo más que vino, un modo de conectar con los demás, una forma de cultivar la vid que va más allá, por el puro placer de convertir unas tierras históricas, habitadas por eremitas desde el siglo XII, en una referencia, en un ejemplo de cómo pueden, y deben, convivir el respeto por la tierra, por la Historia, por las tradiciones, sin dejar de lado las modernas tecnologías.

NOTAS

(1) Hay que anotar que el lugar físico d’Entença se halla muy lejos de Falset, en Ribagorça, Alt Aragó.
(2) La primera reina nacida en Catalunya fue Elisenda de Moncada, última reina de Jaume II. Después llegaría Sibil.la de Fortià, cuarta y última esposa del Cerimoniós, nacida en L’Empurdá.
(3) La tradición, que no la documentación, dice que el rey Martí escogió a Margarida en lugar de a Cecilia d’Urgell, para no dar más poder a esa Casa catalana.
(4) Este último comte d’Urgell, posiblemente asesinado en Xátiva, había casado con Isabel d’Aragó, última hija de Pere el Cerimoniós y de Sibil.la de Fortiá.
(5) Este trabajo microfilmado, que facilita mucho la investigación histórica, fue financiado por la Generalitat de Catalunya.
(6) En este archivo se conservan fondos señoriales de la Baronía d’Entença. Están catalogados y microfilmados.
(7) Al parecer los duques de Medinaceli nunca habitaron este palacio.

BIBLIOGRAFÍA

- La Baronia d’Entença. Capital Falset. Jaume Ciurana i Sans. Imprenta Torrell, Reus 2002
- Estudis Prioratins. Varios Autores. Centre d’Estudis Falsetans. Secció d’Historia. número 2, 2000
- Càtars i Catarisme a Catalunya. Anna Maria Adroer i Tasis i Pere Català i Roca. Col.lecció Nissaga número 12, 2001. Editor Rafael Dalmau
- Margarida de Prades. E. Fort i Cogul. Episodis de la Història. Editor Rafael Dalmau, 1960

© Isabel y Luisa Goig Soler
http://www.tarragona-goig.org

  Valls i Elionor de Xipre

Un paseo por Falset
(pulsar sobre las fotos para ampliar)

Entrada a FalsetFalset, panorámicaFalset, panorámicaFalset, pontFalset, Plaça d'Ángel Marquès o plaça Vella

Falset, carrerFalset, carrerFalset, carrerFalset, carrerFalset, sindicat de la Cooperativa Agrícola Falset-Marçá

Falset, castellFalset, castellFalset, castellFalset, castellFalset, Arxiu

Falset desde el castell

La porta de Falset
Ajuntament de Falset
Denominació d'Origen Qualificada PRIORAT
DO Montsant
Agrícola Falset-Marçà
Eno-Priorat
Priorat.org
El Priorat
Castillos del Priorat

 

Escríbenos. Colabora
Contacta con nosotros

VOLVER Paseando

• Tarragona-Goig.org • Mis paisajes. Tarragona • Falset, capital del Priorat • Paseando con Jujol • El Francolí y el Gaià •

El Tarragonès El Baix Penedès


Recordad que los trabajos tienen autoría. Sabemos, asumimos y compartimos la libertad de la red.
La información nos pertenece. Pero ello no excluye reconocer y respetar el trabajo de los demás.
Como decía Tagore «si bebes agua recuerda la fuente».

©Isabel y Luisa Goig e Israel Lahoz, 2002