LAS LEYENDAS

La leyenda de Sant Magí

 

El nacimiento del río Gaià cuenta con su leyenda cristiana. San Magín o Sant Magí lluny, también Sant Magí de la Brufaganya, fue el artífice del río que recorre todo el Tarragonés y a cuyas orillas se alzaron torres de vigía por parte de los propietarios de las tierras.

San Magín fue encarcelado y salió de la prisión guiado por un ángel; se retiró a la Brufaganya para hacer vida eremítica y allí murió a manos de los soldados romanos, después de vivir unos treinta años en una cueva. Antes de morir, mientras hacía vida de oración, hizo nacer cuatro fuentes primero y un río después, visto que los fieles no cesaban de pedirle agua. Un día lanzó tan lejos como puedo su cayato, diciendo: On el meu gaiat caurà, un riu hi naixerà (donde mi cayato caiga, un río nacerá), y nació un río que llamaron Gaià, que quiere decir cayato –gaiato- en recuerdo a su origen. Pero otra leyenda afirma que San Magin hizo manar las fuentes cuando llegaron los romanos a prenderle, con el fin de saciar su sed, ya que se mostraban agotados y sedientos después de tan larga caminata.

El paraje natural y delicioso, con las fuentes del nacimiento del río, la cueva santa y rodeado de pinos, alcinas y robles, fue cristianizado por fin con la construcción de un santuario y la costumbre practicada por los novios de acudir a él a pedir protección al santo. Dice el refrán que A Sant Magí s’hi va de fadrí/a Montserrat s’hi va de casat (A San Magín se va de soltero y a Montserrat de casado). Los novios, además de visitar el santuario y escuchar misa, deben echar unas monedas en una bandeja dispuesta a tal fin a los pies del santo y en el interior de la reja; primero el novio y después la novia; si ambas monedas caen dentro de la bandeja, el enlace se celebrará antes del año, si alguna o las dos caen fuera, se retrasará.

Pero ¿quién fue Magín? Al parecer fue miembro de la casa real borgoñona y eligió esa zona de Tarragona para vivir, después de haber recorrido mucho mundo. Después de muerto aun se le han atribuido otros milagros al santo borgoñón, entre ellos el que se halla recogido en la leyenda "La mecha de la guerra del francés". Cuando la retirada napoleónica en 1813 fue destruida Tarragona, como tantos otras ciudades, villas y aldeas de la península, quedó en pie el sector oriental de la parte alta de la ciudad, siendo creencia que por haberse apagado la mecha del fuerte de San Magín, encendida por los enemigos por tres veces consecutivas, tantas como el santo, con un botijo apagó la mecha desde el cielo. ("Esta escena puede verse en una pintura sobre la pared derecha de la entrada de la iglesia de Sant Magí, en la calle Portal del Carro, de Tarragona").

J. Noguera nos amplia este pasaje

Obviamente entra en juego la superstición, pues en ninguna guerra convencional un soldado dará fuego para encender un cigarrillo a un tercer compañero, por la creencia de la mala suerte que eso podría acarrearles, y a la vez tiene un componente lógico, toda vez que el enemigo puede descubrir el emplazamiento a la primera, apuntar a la segunda y disparar a la tercera.

Fortín de la Reina (Tarragona)

Sant Magí tiene otra cueva, en la propia Tarragona, muy cerca del Fortín de Sant Jordi y en la punta de otro cercano, el llamado Fortín de la Reina. Este bello lugar, en un extremo de la cala de la playa del Milagro, donde las olas van a romper contra las rocas, da cobijo, en una cueva bajo el agua, a una imagen del santo que, cuando media el mes de agosto, es procesionado por submarinistas por las profundidades azules del Mediterráneo. El lugar, que puede distinguirse desde la playa, tanto por la ubicación de los fortines como por las tres esbeltas palmeras en la punta de piedra que se asoma al mar, es escogido por muchos familiares para dejar caer las cenizas de sus deudos.
Festa Major Petita (19 de agosto) en honor de Sant Magí.

© Una mirada sobre el Tarragonés
http://www.tarragona-goig.org

Tarragona

VOLVER Las Leyendas

• Leyenda de Santa Tecla •
• Leyendas.J. Noguera 1 •
• Leyendas.J. Noguera 2 •
• La Casa Encantada •
• Casa Castellarnau •
• Leyenda de Sant Magí • El Tarragonès

Escríbenos. Colabora.
Contacta con nosostros


Recordad que los trabajos tienen autoría. Sabemos, asumimos y compartimos la libertad de la red.
La información nos pertenece. Pero ello no excluye reconocer y respetar el trabajo de los demás.
Como decía Tagore «si bebes agua recuerda la fuente».

©Isabel y Luisa Goig e Israel Lahoz, 2002