LLIBRES

Altafulla

Autores: María Porter i Moix, Francesc Blanc Canyelles y Joan Carnicer Torrent
Edita: Cossetània Edicions, 2001

Nada quedará por saber de este rincón mediterráneo, acogedor y blanco que es Altafulla, después de leer el libro que comentamos. La etimología del nombre, el medio físico, la historia y la arqueología, el urbanismo y la arquitectura, la evolución demográfica y social, la vida asociativa, los hijos ilustres, los nombres de todas las casas y los paseos, todo está aquí recogido.

Esta completa publicación puede servir de guía y, con ella en la mano, procédase a recorrer el castillo (erigido en el siglo XI y remodelado entre los XV y XVII), la muralla que lo rodea, la iglesia cuyo campanario fue derruido por las brujas y la preciosa ermita dedicada a San Antonio, que tuvo ermitaño –el primero se llamó Baltasar Rabassa- construida en un otero desde donde se contempla el mar, todo ello en la Vila Closa, o centro de la villa.

Ya en el mar, a la vera del mar, les Botigues, primero almacenes y después casa de pescadores, construidas en el siglo XVIII, y ahora, en pleno desarrollo y revalorización de las cosas auténticas, lugar deseado por todo el que discurre por el paseo que las sustenta. Nos cuenta también este libro de las barracas de viña, de piedra en seco, muy parecidas a las de La Rioja, donde el vendimiador guarda los utensilios o se resguarda un momento de la dura jornada.

Decíamos más arriba que esta publicación podía servir de guía, y así es, pues uno de sus capítulos “Del paseeig com una de les belles arts”, nos conducen de la mano a conocer algo más en profundidad, Altafulla. “Us convidem a fer un passeig per Altafulla, talment com si us deixéssiu perdre per una ciutat desconeguda i anéssiu fent petites descobertes, inesperades. I, al mateix temps, com si anéssiu trobant veïns que us expliquessin breus històries de fets o de persones... i un fil de música, o un olor, sorgits de vés a saber on, fossin captats pels vostres sentits. Així ens agradaria que ho visquéssiu, amb els sentits oberts, sense preses, disposats a badar”.

Pues con esa disposición, sin prisas, recomendamos, con el libro “Altafulla” en la mano, recorrer primero la parte alta del pueblo y luego la del mar. Hay que pasear las calles empinadas y empedradas, fijarse en los recodos, en las puertas de piedra de las casonas, pasear la explanada de la ermita, rodear la muralla, bajar al mar por las modernas urbanizaciones, pasar por el arco que enmarca el plateado Mediterráneo, hasta las Botigues, donde ahora se pueden tomar unas cervezas mientras se dejar que el sol nos broncee.

Altafulla

http://www.tarragona-goig.org

Bibliografía • Ysabelis. Regine Majoricarum • Una mirada sobre el Baix Penedès • 7 nits a Sansemison • La repressió franquista al Baix Penedès • Estius a l'Ebre • Gaudí el arquitecto de Dios • El Infante de Mallorca • Pronòstic Santjoaner 2005 • Jaume Mercadè • Altafulla • Històries de les Bruixes d’Altafulla • Els Tres Tombs • La Vieja Cocina • Dragabales • Revista GEO • Museo del Escritor • El Tarragonès El Baix Penedès l'Alt Camp


©Isabel y Luisa Goig e Israel Lahoz, 2002